La urgencia del CAMBIO

Posted on Actualizado enn

Aunque nos parezca increíble, se sabe que durante el Neolítico nuestros ancestros ya practicaban la trepanación craneal: realizaban una incisión en el cráneo de un desventurado paciente, hasta que conseguían separar un fragmento de hueso para llegar al interior de la cavidad craneana. Y lo que resulta aún más asombroso: algunos de los pacientes sometidos a una cirugía tan delicada con instrumental muy rudimentario… ¡sobrevivían! Sin embargo, a nadie hoy se le ocurriría pedir que se le operase del mismo modo: sin anestesia, sin unas condiciones higiénicas mínimas y sin los conocimientos técnicos necesarios para resolver cualquier complicación. Traslademos esto mismo al campo de la educación. ¿Quién puede estar a favor de que se siga educando como hace décadas, siglos, en la actual sociedad del conocimiento? Yo no, y voy a dar algunas razones por las que creo en la urgente necesidad de un cambio profundo en la Educación:

  • Los avances en neurología, psicología y sociología, las nuevas tecnologías, las distintas experiencias en metodología y didáctica… están ahí, y sería un desperdicio relegarlas al cajón del olvido.
  • Nuevos problemas exigen nuevas soluciones. La sociedad cambia a un ritmo vertiginoso, y los problemas a los que se enfrenta hoy son muy distintos a los que se encontraban nuestros padres o abuelos. Por tanto, el sistema educativo debería preparar a sus alumnos para enfrentar los nuevos retos, y no para simular situaciones que sólo existen en los libros de texto.
  • Paralelamente, el actual catálogo de profesiones tiene poco que ver con el que existía hace 20 o 30 años, y es posible que tampoco se parezca al de 2030, año en el que los alumnos que hoy se incorporan a la Educación Infantil accederán al mercado de trabajo. Esto significa que estamos preparando a nuestros alumnos para que desempeñen profesiones que, muy posiblemente, no existan dentro de 20 años.
  • Educar no es enseñar, no es llenar simples recipientes (llamados niños) de ingentes cantidades de conocimiento. Es mucho más: es dar herramientas y estrategias, es ofrecer oportunidades, es despertar la curiosidad y animar a usar el ingenio, es acompañar procesos de descubrimiento e investigación. En suma, es lo contrario a lo que se practica en muchas aulas, desgraciadamente.
  • Los procesos que tienen lugar en muchos centros y en muchas aulas SON ABURRIDOS. Sí, desengañémonos, alumnos y profesores se aburren soberanamente en clase.
  • La educación actual intenta homogeneizar contenidos, objetivos y niveles curriculares. Tratamos como iguales a personas completamente diferentes. El descubrimiento de las inteligencias múltiples, llevado a cabo por Howard Gardner y llevado a la práctica en muchas escuelas con gran éxito, nos muestra que cada cual aprende de forma diferente y desarrolla capacidades diferentes. Esto termina de echar por tierra la aspiración de una educación estandarizada, evaluada también de forma estandarizada e igualitaria.
  • El cambio educativo nos llama a la cooperación, al trabajo en equipo, en oposición al individualismo que inunda gran parte del paisaje pedagógico actual. El trabajo compartido enriquece y da mejores frutos, no cabe duda.

¿Más razones? Seguro que tú tienes alguna…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s